Profundizando SS.CC

Corazón de María

Tienes el Corazón del ,
de la acogida fecunda,
del acompañar lento,
del estar siempre
cerca y lejos.

Tienes el Corazón del discípulo,
del que tantea las huellas,
del que sigue aunque se canse
o no entienda,
del que testimonia a fondo perdido,
del que tiene fijos los ojos
siempre en su Maestro.

Tienes el Corazón de Madre
de la que cuida,
protege,
alienta,
interpela,
espera y confía.

Posts relacionados