Profundizando SS.CC

¡Feliz Día de la Buena Madre!

Hoy celebramos a Enriqueta Aymer, nuestra Buena Madre. Este año nos hemos ayudado del lema “Esconder para Anunciar” para profundizar y dejarnos alentar por su vida.

En medio de un mundo y una sociedad que cada vez más nos llama a anunciarnos, promocionarnos y hacer pública toda nuestra vida… la figura de la Buena Madre nos invita hoy a ser selectivos: no anunciar todo a todos, sino aquello que por experiencia propia sabemos que da Vida y sentido. Y no hacerlo de cualquier manera, sino poniéndonos en juego, arriesgando, implicándonos, haciéndonos cargo de aquello que toca profundamente nuestra vida, y por eso lo anunciamos, lo transmitimos… ¡lo aportamos allá donde estemos!

Este “esconder para anunciar” de Enriqueta, nos remite también al Corazón de Dios, lugar donde sabemos que tenemos siempre sitio, espacio reservado donde sabernos amados por lo que somos, no por lo que hacemos o lo que tenemos. Un corazón que arde ante la necesidad, el sufrimiento, la injusticia, la indiferencia… y anuncia, traspasado con los traspasados, comprometido de forma radical, un Amor incondicional y eterno.

Celebremos hoy con Enriqueta su vida transformada profundamente por este Amor. Celebremos su entrega fiel y apasionada a Dios y a nuestro mundo. Celebremos este Amor que ella tan bien supo velar y revelar, custodiar y ofrecer, esconder y anunciar.


¡Feliz día a todos!

Posts relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar