Profundizando SS.CC

Eucaristía, tiempo de encuentro

“En la Eucaristía entramos en comunión con la acción de gracias de Jesús Resucitado, Pan de Vida, presencia del Amor”.

Lo mejor de las buenas noticias es poder compartirlas y celebrarlas con la gente que queremos y que sabemos nos quiere. Esta frase de nuestras constituciones viene a expresar una manera de vivir la Eucaristía que, justamente, pone el acento en este participar del corazón agradecido de Jesús, y en comulgar con esas actitudes y opciones que le llevaron a la entrega más radical en favor de la Vida y del Amor con mayúsculas.

Sin embargo, no siempre es fácil hacernos partícipes de la alegría de Jesús, de la alegría del Evangelio. A veces nos puede la prisa, la rutina, u otras cosas que hacen que celebremos la Eucaristía con un corazón disperso, casi sin enterarnos por dentro de lo que decimos, o expresamos a través de nuestras palabras y gestos. Merece la pena bucear un poco hasta el fondo del corazón, para darnos cuenta de cómo llegamos a la que celebración compartida. Merece la pena dejar que entre un poco de aire fresco en nuestro mundo interior, y dejarnos encontrar por quien sabemos nos ama bien.

Cada momento de la Eucaristía, desde el saludo del sacerdote hasta la bendición final cobraran entonces un sentido nuevo. Sabernos profundamente amados y perdonados, dejarnos decir por la Palabra, acordarnos de los que más sufren, desearnos la paz, rezar juntos al Padre… y tantos otros espacios dentro de la eucaristía se convierten entonces en condensados momentos donde esponjar el corazón y dejarnos invitar por Él a su mesa, a su sueño, a su proyecto de Vida y Amor para todos y cada uno.

Vivir la Eucaristía con radicalidad, dando verdadero sentido a cada gesto, a cada momento, no puede sino inundarnos el corazón de la alegría y la acción de gracias de Jesús Resucitado, presente y vivo entre nosotros. Alegría y acción de gracias con las que somos enviados allí donde la rutina, las prisas, la superficialidad pueden estar más patentes en nuestras vidas… para devolverles su sentido más profundo con su presencia actuante en nosotros, siendo con Él y como Él, presencia fiel, gratuita y generosa del Amor.

Posts relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar