Reflexiones

Viernes Santo

La muerte, la injusticia, el sin sentido. Un mismo acontecimiento que muestra la mejor y la peor versión de lo que podemos llegar a ser. Un día para permanecer y acompañar, para recorrer el camino de la cruz desvistiéndonos de nuestros razonamientos para llegar a adorarla.

Un día para alzar los ojos y mirar al Crucificado, y en Él, a los crucificados. Porque la muerte, la injusticia y el sin sentido siguen presentes en nuestro mundo, y cada uno de nosotros estamos llamados a restaurar, con amor entregado, la realidad.

Posts relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar