Actividades Pastoral

Diario del Camino de Santiago 2015

ETAPA 0 (22 DE JUNIO) MADRID/TORRELAVEGA – PIEDRAFITA

Hoy, día 22 de Junio nos hemos juntado en Piedrafita alumnos de cuatro centros de los Sagrados Corazones, cursamos 3º y 4º de ESO y todos hemos venido junto con amigos y compañeros de clase a vivir una experiencia que hemos oído disfrutaremos. Los alumnos que vamos a participar este curso somos del Colegio Paraíso, Colegio Virgen de Mirasierra, Colegio Enriqueta Aymer y Colegio Sagrados Corazones de Torrelavega, Cantabria.

Junto a nosotros vivirán esta experiencia, profes de nuestros coles: Eva profesora del Colegio de Torrelavega, Laura, profesora del colegio de Enriqueta Aymer, Marta, profesora del Colegio Paraíso. También, nos acompañan María del Mar, Marina y Noemí, que son religiosas de la Congregación de los Sagrados Corazones.

Hoy, de todo lo vivido, tenemos que destacar el viaje, que ha sido largo pero nada aburrido porque hemos venido jugando, escuchando música etc. La llegada a Piedrafita ha sido sobre las 20 de la tarde, Cantabria llegaron los primeros y una media hora después hemos aparecido los autobuses de Madrid. Ya desde hoy, ha sido fácil mezclarnos.

Tras la cena, nos han explicado cosas muy importantes para realizar el camino bien y sin correr ningún peligro. Esta noche dormiremos en un poli deportivo, y estamos rodeados de naturaleza con sonido de ovejas, cabras, vacas,… es un aire diferente. Todo apunta a que viviremos una gran experiencia. Mañana, nos levantaremos a las 6 de la mañana para tras desayunar y rezar comenzar nuestra primera etapa a pie.
Buen Camino Peregrinos!!

 

ETAPA 1 (23 DE JUNIO): PIEDRAFITA – TRIACASTELA

Estamos al comienzo de la primera etapa, hemos hecho amigos de distintos colegios. En esta primera etapa hemos recorrido 27km. Esta etapa se transcurre desde Piedrafita a Triacastela. Ha sido una etapa dura, de hecho las más dura de todo el camino, en ella está la famosa cuesta del alto el pollo, realmente es una de la subidas más costosas. El día de hoy ha comenzado con una niebla muy espesa y baja.

El comienzo de esta etapa se daba a las 7;30 h de la mañana, dando comienzo con una oración juntos, el día nos ha puesto delante la invitación de hacer camino, y así hemos llegado al pueblo de Triacastela y nos hemos hospedado en el Albergue Xacobeo. Este albergue nos ha gustado muchísimo y lo vemos muy cuidado.

Tras llegar, descansar, hemos hecho grupos con los que recoger lo importante del día y hemos realizado una dinámica muy interesante. La etapa la hemos hecho tan rápida y bien que hemos llegado a comer al albergue.
Lo estamos pasando genial, aunque no creíamos que esta etapa sería tan dura.

Ana Fernández y Aida Hidalgo. Colegio Paraíso y Colegio Sagrados Corazones de Torrelavega.

 

ETAPA 3 (25 DE JUNIO) SARRIA – PORTOMARÍN

El transcurso de esta etapa, es muy parecido al de días anteriores, nos hemos levantado a las seis y cuarto de la mañana, hemos preparado la ropa y después del desayuno hemos empezado a caminar. Para preparar el desayuno, Noemí siempre es la primera que se levanta y nos prepara todo, de modo que nada más despertar tenemos: leche caliente con colacao, también colacao fresquito para los que lo prefieren y un desayuno rico en azúcar e hidratos para comenzar fuertes el día.

La etapa ha sido bastante dura, estaba llena de subidas y bajadas, más subidas que bajadas, aunque cantando y hablando la etapa se hace más llevadera de lo que una piensa. Antes de empezar caminar hemos rezado y en la oración dábamos gracias a Dios por el día. Tras ella, comenzábamos a andar.

La etapa, al comienzo nos ha resultado fácil, y no teníamos que hacer demasiado esfuerzo, pero con la salida del sol, notábamos nuestros pies cansados y todo comenzaba a verse de una manera más pesada, costosa. Pero en medio de esto, reconozco que he tenido la suerte, como muchos de mis compañeros de que a pesar de todas las dificultades, he recibido los ánimos de mis compañeros, los animadores e incluso de otros peregrinos que compartieron camino conmigo. Esto todo, me ha ayudado a tener en mente, que cada paso que daba era un paso menos para llegar a Santiago. También he pensado que pueda haber persona que no les apetezca hacer el camino porque supone esfuerzo físico y mental, pero para mí está mereciendo la pena cada paso y cada dolor de mi cuerpo fruto del esfuerzo. Todo ello me hace experimentar gratitud por como vivo cada día todas mis comodidades, también por la comida que recibo y además me mueve a saber que en la vida las cosas importantes requieren esfuerzo. Otra de las cosas que descubro en el camino es que no sólo está presente el esfuerzo, también hay recompensas: los amigos, la gente nueva que he conocido de otros coles, gente con la que me he ido encontrando… así que mi conclusión de hoy es: que no hay nada más gratificante que ser feliz y hacer felices a los demás.

Rocío Fuertes Navarro, Alumna del Colegio Paraíso.

 

ETAPA 4 (26 DE JUNIO) PORTOMARÍN – PALAS DE REI

Esta etapa pedía que siguiéramos con el mismo horario de otros días, levantada temprana para aprovechar el fresco y evitar el calor. Después hemos desayunado Donut de chocolate, algo que nos ha puesto muy contentos y nos ha dado energías para la jornada que nos esperaba, que era de 25 Km. La oración de hoy la hemos realizado en el camino con el grupo con el que comenzábamos a andar y no en el grupo grande como en otras ocasiones.

Al finalizar la etapa, algunos hemos llegado antes al albergue, otros han hecho la etapa un poco más lenta por diversos motivos, ampollas, dolor de pies etc. Nos esperaba a la llegada un bocadillo de baicon con queso junto con un biofrutas, que están teniendo mucho éxito en el camino, ya que hay hasta quienes sueñan con poder tomar más de uno o dos.

La jornada no era difícil, no tenía ningún punto donde tener cuidado, pero el cansancio acumulado ya se va notando. Tras la comida hemos tenido tiempo de descanso, piscina,… y tras este tiempo, hemos quedado a las 19:30 para realizar una actividad que concluía en una pulsera. La pulsera, tenía que constar de cuatro piezas y el sentido que tenían estas era: introducir una llave que me invita a abrirme a los demás y a recordar qué lazos me unen a día de hoy con los otros. También llevaba un cascabel que quería simbolizar las veces en las que he necesitado ayuda y recordar quién me la ha prestado. Y también, introdujimos una bola que era con forma de lámpara la cual simboliza la luz que podemos ser para los otros. Por último en nuestra pulsera había una pieza con forma de puzle, que quería hacernos saber y compartir con quien vamos encajando cada uno de nosotros en esta experiencia. Toda esta dinámica nos ha invitado a dar cada una de estas piezas a aquellos que representaban para nosotros estos símbolos. Tras la experiencia de compartir, ha llegado la hora de la cena, con la sorpresa de tener para cenar una comida de restaurante, la cual nos ha hecho mucha ilusión tras tantos días en camino. Terminada la cena hemos podido tener un tiempo libre y después nos hemos acostado temprano para descansar y reponer las fuerzas que nos ayudarán en la etapa de mañana, que es muy dura y larga.

Clara Vidal Marciel, Alumna del Colegio Paraíso.

 

ETAPA 5 (27 DE JUNIO): PALAS DE REI – RIBADISO DA BAIXO

Hemos Comenzado una etapa que iba desde Palas de Rei a Ribadiso de Abajo, ¡qué cansancio!
Ha sido la etapa más larga y complicada del tiempo que llevamos haciendo el camino, en la cual ha habido compañeros que lo han pasado mal y que se han quedado atrás, ante esto, el resto hemos ido dándoles mensajes de ánimo y esto nos ha dado las fuerzas para llegar a puntos de superación desconocidos para todos y a los que no creíamos que pudiéramos llegar.

Nos estamos dando cuenta que la experiencia del Camino, está permitiendo que nos relacionemos entre todos y vemos que nos hemos hecho muy amigos. Hemos conocido gente de otros colegios, y además estamos relacionándonos con los de 4º ESO que normalmente en el día a día del colegio no solemos estar con ellos.

En la etapa, ha habido que pasar por momentos duros que han provocado subidas y bajadas tanto físicas como morales, pero juntos las hemos superado con esfuerzo propio y de los demás.

Santiago Franzosi y Juan Antonio Gordillo, Alumnos del Colegio Paraíso.

 

ETAPA 6 (28 DE JUNIO): RIBADISO DA BAIXO- PEDROUZO

La levantada de hoy la hemos tenido a las 6;15h, cuando iniciábamos la salida hacia bastante frío y nos habían advertido de posible lluvia, pero posteriormente, la lluvia no ha llegado.

La etapa en sí, ha sido bastante larga, pero a nosotros se nos ha hecho bastante llevadera, ya que en ella, nos hemos ido encontrando con peregrinos con los cuales hemos podido intercambiar momentos y saludos. También la música ha sido buena compañía y por supuesto las conversaciones entre todos nosotros que hemos ido compartiendo trayecto y cantando.

En lo larga que ha sido la etapa, hemos tenido momentos en los que hubiéramos tirado la toalla, pero gracias al ánimo que nos han dado los compañeros, todo ha ido bien y nos hemos sobrepuesto.

La llegada a Pedrouzo nos ha traído sentimiento de tristeza y a la vez de alegría. La tristeza ha sido porque caíamos en la cuenta de que estábamos a sólo una etapa para concluir nuestra peregrinación a Santiago y eso significaba que nos tendríamos que despedir unos de otros. Hemos tenido una experiencia muy bonita como compañeros de los Colegios Sagrados Corazones y en Pedrouzo nos hemos dado cuenta que no queremos despedirnos. Gracias a esta experiencia hemos hecho nuevos amigos, amigos que son geniales. La alegría experimentada por otro lado, ha sido porque nos ha parecido ver la catedral de Santiago, y hemos descubierto que tenemos muchas ganas de llegar y poder contemplar el pórtico de la Gloria y abrazar a Santiago.

Pedrouzo, es un pueblo muy bonito, hemos dormido en albergues separados ya que no cabíamos todos los que somos solo en uno.

Patricia Font Criado, alumna del Colegio Paraíso (Madrid)
Diana de Domingo, alumna del Colegio Virgen de Mirasierra (Madrid)

 

ETAPA 7 (29 DE JUNIO): PEDROUZO – SANTIAGO DE COMPOSTELA

Hoy, como los demás días, nos hemos despertado muy pronto, incluso más que normalmente, a las 5:00 am. Ha sido muy difícil llegar a tiempo al desayuno, de hecho, algunos de nosotros salimos 15 minutos más tarde que los demás, lo que hizo que nos perdiésemos en el bosque.
La primera hora la hicimos a oscuras, a la luz de las estrellas, hacia más frío que de costumbre hasta que llego el amanecer. Los rayos de sol alegraron nuestra mañana y cantando y hablando, anduvimos con más soltura hacia Santiago. El camino se hizo corto y en nada llegamos al monte de Gozo, desde cuya cima se veía la catedral, lo que nos animó y nos dio fuerzas para llegar.

Ya en Santiago, el ambiente era de fiesta, los peregrinos lloraban de la emoción. A medida que íbamos llegando, nuestros compañeros nos recibían con alegría y gritos de júbilo. Allí nos reencontramos con muchos de los peregrinos con los que habíamos coincidido varias veces y ya fuera en inglés, español o incluso francés habíamos hablado como si fueran antiguos amigos. Tras innumerables fotos nos dirigimos al interior de la catedral donde celebramos la Misa del Peregrino y pudimos presenciar el vaivén del Botafumeiro. A la salida fuimos al albergue a instalarnos, comer y tuvimos un rato de tiempo libre que fue muy provechoso.

A las 17:30 quedamos todos juntos para hacer los ritos tradicionales de la Edad Media que hay en torno al Santo, abrazarle, ver la cripta, pasar por el Arco de la Gloria y escribir una carta dirigida a nosotros mismos sobre nuestra experiencia, que recibiremos en un futuro para recordar nuestras vivencias. Más tarde, fuimos de compras por el casco antiguo de la ciudad, donde compramos algo para llenar el estómago y pequeños souvenirs para la familia.

Aunque la comida mas merecida de todo el camino llegó más tarde, a la hora de la cena, donde juntos pero no revueltos nos dirigimos al restaurante Casa Manolo, cuyos platos nos devolvieron la energía consumida a lo largo de las etapas. Tras la cena tuvimos más tiempo libre, en el cual, muchos de nosotros fuimos a ver el espectáculo de Las Tunas, donde bailamos al ritmo de la música. Y al fin llego la noche, cada uno fue a su habitación y descansó lo que sus inquietos compañeros les permitieron.

El día de hoy nos ha hecho ver que el esfuerzo tiene su recompensa y que, a pesar de las piedras del camino, siempre hay que seguir adelante.

María Garrido y Gloria Díaz, alumnas del Colegio Paraíso

Más fotos en Facebook Somos Contigo

Posts relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar