Reflexiones

Es mi cuerpo

Toda la vida de Jesús se puede resumir en la enseñanza de dar de comer. Tantas veces aparece Jesús comiendo con la gente que es obvio que cada domingo le recordemos alrededor de la mesa, y tanto quiso transmitir a sus discípulos que la vida consistía en darse a los otros que Él mismo se hizo comida: “Este es mi cuerpo, que se entrega por vosotros”.

¿Y yo? ¿Cómo es mi entrega? ¿Cómo mi vida, el pan que recibo, que soy, la “sirvo” a los demás?

Él les contestó: – «Dadles vosotros de comer». Ellos replicaron: – «No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo esta gente». Porque eran unos cinco mil hombres. Entonces dijo a sus discípulos: – «Haced que se echen sienten en grupos de unos cincuenta cada uno». Lo hicieron así y dispusieron que se sentaran todos. Entonces, tomando él los cinco panes y los dos peces y alzando la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los iba dando a los discípulos para que se los sirvieran a la gente.

Posts relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar