Reflexiones

Día de la Vida Consagrada

La Iglesia celebra hoy la festividad de la presentación del Señor y el día de la vida consagrada. Un día para dar gracias por tanta vida entregada de tantas personas al servicio de Dios, siendo testigos de que Dios puede llenar y sostener nuestra vida por completo, o al menos, deseando ser fielmente ese testimonio.

La Iglesia, la sociedad, sigue necesitando la presencia de la vida religiosa para que clame otra manera de vivir, para que recuerde que el Reino de Dios se ensombrece bajo la injusticia y la violencia, para que dé voz a los sin voz y manos a los que se les niega la mirada, para avivar la esperanza… y para no dejar de recordar que el amor de Dios tiene la capacidad de tocarnos el corazón y cambiarnos la vida.

Posts relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar