Profundizando SS.CC

Feliz día de San Damián de Molokai

¡FELIZ DÍA DE SAN DAMIÁN DE MOLOKAI!

Hoy 10 de mayo recordamos a nuestro hermano Damián, el Padre Damián para muchos de nosotros, desde 2009 San Damián de Molokai. La Iglesia nos invita hoy a recordar a este santo que llevó hasta el extremo las palabras de Jesús en su propia vida: “nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos“. Los amigos de Damián fueron los gritos de su mundo. Escuchó los gritos de las islas del Pacífico, a las que se ofreció a ir, sabiendo que no volvería nunca a su tierra natal, Flandes. Desde allí siguió escuchando, y Dios le habló por medio de un grupo grande de personas que estaba siendo apartada de la sociedad por estar contagiada de la lepra. Damián no se hizo el sordo y dijo de nuevo: aquí estoy. Todo no quedó ahí, siguió escuchando, y escuchó los gritos del sufrimiento mayor, de la propia lepra que no tiene vuelta atrás, que conduce a la muerte, y nuevamente dijo: aquí estoy, “me quedo para toda la vida con mis leprosos”.

Su vida fue fidelidad. Fidelidad a Dios, a su consagración, y, por ello, al mundo que no dejó de gritarle y al que escuchó con oídos, pies y manos. La Iglesia hace santo a Damián porque su vida no puede dejarnos indiferentes, porque con él, y mediante él Dios nos pregunta a cada uno: ¿dónde están “tus leprosos”? ¿por quién y para quién entregas tu vida? Ahí se encuentra la promesa que da, como le dio a él, esa extraña felicidad del Reino por la que se puede decir, como Damián, soy el misionero más feliz del mundo.

¡¡¡¡Muy feliz día a todos!!!

Posts relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar