Reflexiones

Las pobrezas de Francisco

La vida de los santos a veces nos parece muy alejada, ideal, casi inalcanzable para el común de los mortales… Nos asombran sus vidas, son sujetos de admiración, pero a la hora de la verdad… “yo no puedo hacer lo mismo…” “bastante tengo con mis líos cotidianos…” “Dios a ellos los eligió y les ayudó a vivir entregados, y yo casi que ni sé si Dios existe…”

 

Posts relacionados