Porque sentimos que es posible la comunión universal.

vivimos así sagrados corazones