¿Quiénes nos inspiran?

 

buena madre aymer religiosas sagrados corazonesEnriqueta Aymer ss.cc. (1767 – 1834) “La Buena Madre”: fundadora de la Congregación junto con Pedro Coudrin. De familia noble, de la alta sociedad, arriesgó su posición y su fortuna protegiendo en su casa a sacerdotes perseguidos. Delatada, fue llevada a la cárcel, donde su vida cambió para siempre desde una fuerte experiencia de entrega a Dios.

Tras salir de prisión, fue descubriendo en la adoración ante el Santísimo su llamada a entregarse por entero a Dios y a los demás. Desde la escucha activa a Dios y a la realidad, entregándose radicalmente y a pesar de las dificultades, da origen junto al Buen Padre en la Navidad de 1800 a la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, donde contempla, vive y anuncia el Evangelio de Jesús concretándolo en su vida de oración, de entrega a las hermanas y de servicio a los más necesitados.


buen padre religiosas sagrados corazonesPedro Coudrin ss.cc.
(1768-1837) “El Buen Padre”: es el fundador de los Sagrados Corazones junto con la Buena Madre.

La situación de Francia a finales del siglo XVIII hizo que tuviera que refugiarse y esconderse en un pequeño granero en el que estuvo cinco meses. Después de ese tiempo de fuertes experiencias, llamado por Dios decide salir y arriesgar su vida para poder seguir entregándola a otros como sacerdote, con la idea en el corazón de una congregación que se haría realidad más tarde cuando conozca a la Buena Madre.

Esa pasión por la misión (celo apostólico) le acompañará toda su vida, junto con una unión fuerte a la Iglesia, para la cual trabajó siempre en busca de que siguiera las llamadas del mundo y de Dios.

padre damian religiosas sagrados corazonesSan Damián de Molokai ss.cc. (1840-1889): es sin duda la persona más conocida dentro de los Sagrados Corazones, un modelo que inspira a muchos.

Un joven belga del siglo XIX que decide entrar en la congregación de los Sagrados Corazones siguiendo los pasos de su hermano. Su espíritu misionero le impulsa a los 23 a presentarse como voluntario para ir a las misiones de Hawaii, y después de varios años allí decide dar un paso más atendiendo a las fuertes necesidades del mundo; los leprosos de Molokai le esperaban: mucho trabajo, mucha desesperanza, mucha soledad.

Pero él se agarro a Dios, de la Eucaristía sacó la fuerza y el alimento para entregarse e hizo de su vida una imitación de su Maestro y Señor, haciendo suya la enfermedad contra la que combatía y muriendo con y por los que había elegido vivir.

 

padre eustaquio religiosas sagrados corazonesBeato Eustaquio van Lieshout ss.cc. (1890-1943): Holandés, alegre, sociable y procedente de una familia acomodada de campesinos.

Aunque tenían otros planes para él, pronto quiso ser sacerdote, por lo que, a pesar de sus dificultades, realizó los estudios de secundaria. Durante este tiempo conoció la vida del P. Damián y quiso entrar en la Congregación, profesó como religioso ss.cc. con 25 años; y unos años después fue ordenado sacerdote.

Con 35 años fue enviado a Brasil, donde durante 18 años se entregó a atender a la gente, tanto física como espiritualmente; cuidó de las familias, de los niños, y especialmente se dedicó a los pobres y a los enfermos.

En sus últimos diez años de vida comenzó a extenderse por todo el país su fama por el don de curación; don que llegó a movilizar a miles de personas que diariamente acudían a él y que hoy permanece con fervor dentro del pueblo brasileño.