Reflexiones

“Si te haces cauce, yo me haré torrente”

Santa Catalina de Siena sentía que Dios, con frecuencia, le decía: “Si te haces cauce, Yo me haré torrente”.

SER CAUCE PARA QUE TÚ TE HAGAS TORRENTE… Cauce labrado a lo largo de los años. Cauce que no tiene sentido sin el río que le crea rasgándolo y horadándolo, batiéndolo y sedimentándolo. Cauce herido por la fuerza del agua, más profundo cuanto más herido, más pleno cuanto más abierto. Cauce de paz, cuando el torrente sereno y sosegado de la suma de los días lo habita, tan siempre, tan todo. Cauce anhelante en tiempos de sequía, cuando el agua, que empieza a sentirse más pasado que promesa, sigue sin embargo siendo su esencia. Cauce que crea y modela el torrente para llegar siempre más allá, e inundarlo todo, transformarlo todo.

Así, Señor de mi vida, cauce de tu torrente me siento. Cuando en la madrugada el sueño casi recién vencido es dulce anuncio del tiempo sin segundos en que me fundo contigo. ¡Pura Gracia! Sin imagen, sin palabra, casi sin yo, casi sólo Tú.

Y cuando el sol asoma. Tu Palabra. Tú. Y amanezco en tu Jerusalén, en tu Galilea, en tu Siquem. Y escucho cómo me dices. Y a veces siento que me muero de amor, y otras de miedo y también a veces ni sé si siento, ni sé si entiendo. Pero eres Tú, Palabra, y quiero ser fiel a tu infinita fidelidad. Y me miras y me recreo. Y entonces, sin dejar de mirarme, cada día, me propones y me envías.

Y, así, mi día a día quiere, sueña con ser tu cauce, tu testigo, tu instrumento. Y sé que puedo cuando te siento. Y te respiro. Real y encarnado. Y, Encarnado, eres mi fuerza para luchar por lo justo, y gastarme, y hasta herirme en ello. Y real, eres el Amor con el que miro, escucho, acompaño, abrazo, consuelo.

Y cauce, aunque yo no acierte a ser tu cauce, porque Tú te me das cada día por entero, como infinito torrente de paz, para que lleve a otros esa paz, que acoge toda debilidad, sana toda herida, sostiene el amor y alienta la verdadera alegría. Cauce de tu torrente, que no es otra cosa sino contemplar…Te, vivir…Te y anunciar…Te.

Posts relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar